Banner Top
Log in

Poder y dinero

  • ¡Subcontratación salvará al empleo!
  • 2 millones, la meta de nuevas plazas
  • Capacitación, prestaciones y apoyos
  • Más de un millón de empleos, perdidos
  • López-Gatell; todo lo que sube, bajará
  • Por Víctor Sánchez Baños

 

Senda Política

Los hombres ofenden antes a los que aman, que a los que temen. Nicolás Maquiavelo, historiador y asesor político italiano

Mientras el país está teñido de rojo, comienza la reactivación económica. Son momentos complicados y adversos. Hay enormes riesgos, y si no se toman medidas cautelosas, el resultado será desastroso. Muchos mexicanos podrían morir o sufrir los más duros embates del coronavirus.

La apuesta es que los servicios hospitalarios no se saturen y que las actividades que el Gobierno considera como esenciales empiecen a dar resultados económicos, fundamentalmente en el área de producción de artículos que se enfoquen a las líneas de producción del renovado TLC, ahora Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC, que entra en vigor el 1 de julio.

Sin embargo, la clave del equilibrio entre salud y bienestar económico está el establecer medidas de higiene, sana distancia y relaciones en la actividad laboral que prioricen el evitar contagios.

El objetivo es poner en marcha a la economía. Sin embargo, es precario e inestable el equilibrio entre la crisis sanitaria y sus consecuencias sociales, nos comentó Elías Micha, presidente de TallentiaMX, una asociación de subcontratación responsable, quien se pregunta si estamos verdaderamente preparados.

Y estamos de acuerdo con él, al mencionar que la subcontratación sí está lista para esta nueva etapa. El principal reto que afrontan todos los centros de trabajo es el de volver a operar cuidando simultáneamente la salud de sus trabajadores. Para ello tendrán que ponerse en práctica la creatividad y la flexibilidad laboral.

Las empresas profesionales de tercerización llevan mucho tiempo dedicándose a gestionar paquetes de prestaciones, a brindar capacitación a distancia y a aprovechar modelos como el teletrabajo, el empleo a tiempo parcial y el trabajo por turnos. Si bien todos estos son mecanismos dinámicos que llevan muchos años sirviendo para incrementar la productividad de las empresas y para fortalecer los derechos de los trabajadores, ahora, en esta nueva normalidad, se tornarán indispensables.

En México se perderán, durante la pandemia, más de un millón de empleos. Por ello, a partir de ahora, las empresas se verán obligadas a hacer contrataciones expeditas y legales, asegurándose de que sus empleados tengan las habilidades necesarias para desempeñar su trabajo. Para ello, la subcontratación es una herramienta indispensable. La meta es alcanzar 2 millones de nuevos empleos, como lo pronosticó el presidente Andrés Manuel López Obrador. El instrumento idóneo es la tercerización.

Ante el Covid-19, numerosas cadenas productivas internacionales se vieron suspendidas. Si a esto le añadimos la tensión que existe actualmente entre Estados Unidos y China, todo apunta a que muchas actividades se regionalizarán y a que, por lo tanto, América del Norte tendrá que fortalecer sus lazos y reestructurarse parcialmente.

La subcontratación ha dado prueba de estar presente en sectores como la industria y el turismo, que son actividades estrechamente relacionadas con los lazos económicos y laborales entre México y su vecino del norte.

Como nos mencionó Micha, la subcontratación está lista para la reactivación. Además, sin subcontratación no será posible la reactivación.

PODEROSOS CABALLEROS: No es para menos, pero los panistas y otros senadores de oposición, no quedaron contentos con la comparecencia de Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud. Los insultos y la arrogancia del burócrata colmaron a los legisladores. Al leer la transcripción se aprecia a un subsecretario –y representante del Presidente de la República- prepotente ante los representantes de todos los mexicanos. Al Legislativo se le respeta y se le tienen que aceptar todo tipo de preguntas e incluso cuestionamientos severos. Y le dijeron que sus cifras no son exactas y que no dijo nada que pueda dar confianza a la ciudadanía sobre las acciones gubernamentales en contra del Covid-19. Pero siente que está en los cuernos de la luna. Subió en elevador, así de rápido... pero así de rápido también se baja en elevador. *** Policías de la Ciudad de México, la mayoría en la calle para luchar contra los delincuentes, ahora se levantan contra el jefe de ese corporativo, Omar García Harfuch. No les pagan bonos atrasados. Otras voces de malestar han derivado de las medidas económicas erróneas. Aunado a ello está la falta de comunicación de sus jefes a la tropa. Ayer bloquearon el Eje Central, podrían irse a un paro en exigencia del pago de su dinero. *** Se abrieron las actividades económicas esenciales en varias partes del país, pero en Nuevo León, el feudo de Jaime Rodríguez, El Bronco, todos esperan el reinicio de la producción de cerveza. La semana pasada, en Sinaloa, el reinicio de la venta de cerveza fue motivo de “felicidad estatal”. Ahora, el sector reinicia actividades y miles de trabajadores regresan a laborar. Pero, el fantasma del Covid-19 sigue presente.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: Como cada año, IEnova, empresa de infraestructura energética que dirige Tania Ortiz Mena, presentó su Informe de Sustentabilidad y Financiero 2019. En la publicación que lleva por título “Más que Energía”, la compañía señala que invirtió en el país alrededor de 680 millones de dólares, cantidad superior en 7% a la invertida durante 2018. Esta inversión permitió a IEnova llevar energía segura y eficiente a más de 132 mil clientes, distribuidos en las 17 entidades federativas en las que tiene presencia la compañía. Además, IEnova recibió certificaciones como Empresa Socialmente Responsable, Great Place to Work, y figuró en el ranking de 500 empresas frente a la corrupción, de Expansión.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

mvsnoticias.com

poderydinero.mx

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.