Banner Top
Log in

Presionan comerciantes de Ceda en su proceso de renovación

  • Published in CDMX
  • Denuncian baja en sus ventas de 50% y alza de precios de alimentos

 

Senda Política

Los comerciantes de la Central de Abasto (Ceda) de la Ciudad de México reiteraron que no van a ceder en el proceso de renovación de su infraestructura, logística, movilidad y seguridad, en el que el interés público prevalece sobre cualquiera de índole particular.

En el marco del bloqueo que comerciantes de este centro de distribución realizaron en Palacio Nacional, los comerciantes refrendaron su intención de transformar este lugar para enfrentar los retos de la sustentabilidad y lograr ser un mercado innovador, con principios de actuación de legalidad y transparencia.

Mediante un comunicado, aseguraron que luego de que hasta diciembre del año pasado la corrupción era una realidad arraigada después de años de deterioro y abandono, donde la aplicación de las normas se realizaba de manera errática y negociada, ahora el interés público prevalece sobre cualquiera de índole particular.

Expusieron que mediante el diálogo y la construcción de acuerdos, la administración del mayor mercado mayorista del país ha mantenido 34 reuniones de trabajo con los integrantes de la representación privada del fideicomiso de la Ceda, 16 con miembros de las diversas asociaciones participantes, 12 con miembros del mercado flores y hortalizas, y al menos 22 diálogos con diversos sectores para avanzar en sus objetivos de mejoramiento.

Los comerciantes agregaron que ante las opiniones subjetivas sobre la realidad de la Central de Abasto, la actuación regida por los principios de la legalidad y el diálogo son necesarios para fortalecer y cohesionar a la comunidad de la Central, como fundamentos a partir de los cuales emprenden su renovación.

Desde temprana hora, los manifestantes de la Central de Abasto exigen en Palacio Nacional los apoyos que las autoridades ofrecieron en materia seguridad, pues ya registran menores ventas debido a esta problemática.

Piden a AMLO rescate de Central de Abasto

Los bodegueros, productores y comerciantes de la Ceda exhortaron al presidente Andrés Manuel López Obrador a establecer una mesa de diálogo ante la problemática que padecen y que ha provocado una baja en sus ventas de 50 por ciento y el incremento de precios de alimentos.

El mercado más grande del mundo enfrenta problemas como obras inconclusas que afectan el ingreso a la CEDA de productores y clientes, clausura ilegal de bodegas y extorsiones a los clientes por parte de grúas de la administración.

Además, cobros ilegales a comerciantes con recibos que no ingresan a la Tesorería de la Ciudad de México y en general una desatención de las autoridades de la capital, encabezadas por Claudia Sheinbaum Pardo, así como de Protección Civil y de otras áreas como Obras, quienes no han atendido la problemática que enfrentan.

La presidenta de la Asociación de Comerciantes de la CEDA, Perla Yadira Escalante, expuso que hay riesgos en la distribución de alimentos en la capital del país y estados vecinos, debido a este tipo de prácticas, burocracia en obras y cobros ilegales a clientes, transportistas y comerciantes.

“Pedimos al presidente López Obrador su intervención, crear una mesa de diálogo, donde así como se ha decidido fortalecer a Pemex para rescatar la soberanía energética, se tenga congruencia y se rescate a la soberanía alimentaria”, abundó.

Con documentos oficiales expuso la serie de presuntas irregularidades del a administrador General del Fideicomiso de la CEDA, Héctor García Nieto, a quien responsabilizaron de “cobros de piso” en estacionamientos, así como concesionar metros cuadrados en áreas comunes, los cuales se hacen con recibos hechizos, sin sellos o logotipos, por lo que no ingresan a la Tesorería de la capital.

Denuncio que en lo que va del actual sexenio se incrementaron hasta en 34 por ciento los servicios de mantenimiento de las bodegas por parte de la administración de la CEDA, lo que ha provocado un incremento en los precios de los productos.

“Pedimos con todo respeto y desesperación la instalación de una mesa de trabajo encabezada por usted como presidente de la República, donde puedan participar funcionarios de las secretarías de Gobernación, Agricultura y Economía, a fin de analizar la situación que prevalece en la CEDA”, expuso.

Añadió que en la CEDA hay cinco mil bodegueros registrados y unos 90 mil comerciantes que resultan afectados por diversas medidas que han establecido desde el gobierno de la capital.

Paros escalonados

Ayer, el Movimiento por la Transparencia y Legalidad de la Central de Abasto de la Ciudad de México emplazó a la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum a erradicar el cáncer de la corrupción que tiene en colapso a dicho centro de distribución de alimentos y anunciaron cierres escalonados, lo cual cumplieron esta mañana ante las puertas de Palacio Nacional,  pero sin afectar al consumidor final.

Como plazo para resolver esta problemática, la Jefa de Gobierno de la CDMX tendrá solo una semana, tiempo durante el cual deberá acudir a la CEDA a dialogar y entregar estados de cuenta financieros del Fideicomiso respectivo pues a él entran millones de pesos anuales que no se reflejan en las instalaciones e la Central.

Y es que señalaron, urge garantizar su operatividad y de ahí la demanda de productores, comerciantes de flores, frutas y hortalizas; Grupos Especiales, Asociación de Comerciantes, Transportistas, Comercio Popular Credencializado, Acomodadores de Autos, Carretilleros, Bodegueros y Diableros entre otros.

En la Central padecemos, señalaron, la existencia del denominado “Cartel de Normatividad” que extorsiona diariamente “a todos los que hacemos posible el abasto alimentario de la Ciudad de México”.

El pasado 22 de marzo se aplicó un aumento del 16 por ciento en la cuota de mantenimiento de la CEDAAC con retroactividad a partir del 1 de enero a los más de 10 mil comerciantes de este centro de distribución por parte del Fideicomiso para la Construcción de la Central de Abasto de Ciudad de México sin que a la fecha se haya explicado el motivo de tal aumento.

Sin embargo, esta cuota de mantenimiento destinada a seguridad, infraestructura, recolección de basura y modernización de la Central, entre otros, no se ve reflejada en los hechos desde hace décadas. Ahora con la nueva Administrador General del Fideicomiso en manos de Héctor Ulises García Nieto se aplica dicho incremento de manera unilateral y arbitraria por lo que los ingresos del Fideicomiso pasarán de 180 millones de pesos anuales en 2018 a 208 millones de pesos para este 2019 sin que sepamos el destino que este recurso tendrá.

Por lo anterior, los involucrados en este Movimiento enviaron un oficio a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum para que informe el porqué del aumento, sin embargo ha hecho oídos sordos mientras las  instalaciones de la Central se encuentran en estado crítico así como en el colapso por la entrega de la toma de decisiones a funcionarios públicos nombrados ilegalmente por la autoridad capitalina con la complicidad de los “traidores representantes” del gremio ante el Comité Técnico del Fideicomiso.

Asimismo, hemos requerido informes que se nos han negado por los más de 10 contratos de concesión de servicios de peaje, baños, estacionamientos aéreos, pernocta, subasta, básculas, propaganda y publicidad así como la existencia de una nómina de 906 trabajadores en el Fideicomiso ya citado que no da resultados en favor de la CEDA pero generan una erogación anual de 215 millones de pesos en salarios.

Por tanto exigimos “un alto al saqueo millonario e infame de dicho Fideicomiso” a donde llegan nuestras cuotas.

Lo anterior porque del total de las cuotas, no así de las concesiones por ser recursos que no declaran en informes transparentes, que ingresan al Fideicomiso de la Central de Abasto de la Ciudad de México apenas el 10 por ciento se aplica.

Asimismo denunciaron que aun cuando ya solicitamos, tras denuncia puntual, a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y al Administrador General del Fideicomiso para la Construcción de la Central de Abasto de Ciudad de México, Héctor Ulises García Nieto, la existencia del “Cartel de Normatividad” conformado por 160 inspectores quienes hacen el cobro por derecho de piso en áreas comunes, pasillos, jorobas, cuchillas y estacionamientos para el establecimiento de 15 mil ambulantes lo que les deja una derrama económica diaria promedio de 1.5 millones de pesos, la respuesta ha sido nula.

Del mismo modo, demandaron terminar con la dualidad del Fideicomiso para la Construcción de la Central de Abasto de Ciudad de México sobre si es público o privado a modo de que éste pueda rendir cuentas claras del uso de los recursos e incluso que el Banco Santander presente los estados de cuenta de la fiduciaria y se acabe la discrecionalidad.

Además resulta incongruente que el Administrador General del Fideicomiso para la Construcción de la Central de Abasto de Ciudad de México, Héctor Ulises García Nieto sea también el titular en el Comité Técnico de dicho Fideicomiso por lo que actúa como “Juez y parte”.

También existen vacíos en materia de seguridad por lo que exigimos a la autoridad local y federal proteger las más de 360 hectáreas que abarca la CEDA así como a las más de 450 mil personas que laboran aquí diariamente además de los casi 500 mil compradores que recibe al día pues actualmente sólo existen 90 policías para todo este centro de distribución de alimentos.

Con lo anterior, los aquí presentes somos una fuerza económica real conformada en el Movimiento por la Transparencia y Legalidad de la Central de Abasto de la Ciudad de México para garantizar su operatividad que exige a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum resolver el “colapso” que padece la CEDA ante el “cáncer de la corrupción que la invade”.