Banner Top
Log in

Entregan a 8 profesionistas el Reconocimiento al Mérito de la Mujer Mexicana

  • Published in Cultura

  • Por Norma L. Vázquez Alanís

 

 

 

Senda Política

El Centro de Estudios sobre la Mujer de la Academia Nacional de Historia y Geografía (ANHG), patrocinada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entregó el ‘Reconocimiento al Mérito de la Mujer Mexicana’ a ocho destacadas profesionistas, cinco de ellas académicas y tres externas, todas con una trayectoria brillante dentro del ámbito donde se han desempeñado.

Es importante para el Centro de Estudios sobre la Mujer, de la ANHG, estimular y valorar el trabajo de la mujer mexicana, además de realizar estudios acerca de quienes han sobresalido en diversas disciplinas, dijo Beatriz Saavedra Gastélum, maestra en literatura por la Universitat de Barcelona, España, directora de dicho organismo y encargada de presidir la solemne ceremonia.

Antes de hacer la entrega virtual vía zoom de los diplomas a las galardonadas, el pasado 11 de marzo, el poeta y catedrático Carlos Martínez Plata refirió que la participación de la mujer en la Academia se encuentra asentada hasta 2015 en un libro de memorias de la institución –de la autoría del recordado Luis Maldonado Venegas y de Ulises Casab Rueda- en el cual se hace un recorrido cronológico desde los primeros años de su fundación.

Mencionó que Adela Formoso de Obregón Santacilia encabezó la lista de mujeres de la ANHG desde sus inicios, e hizo una breve semblanza de esta polifacética dama, quien fue educadora, escritora y pedagoga, además de fundadora en 1926, junto con el maestro Luis G. Solana, de la primera orquesta integrada por mujeres en este país.

También fue integrante del Ateneo Mexicano de Mujeres (1934) y en 1943 fundó la Universidad Femenina de México, la cual dirigió durante muchos años; en 1948 instituyó y presidió la Asociación Pro Nutrición Infantil, así como del Comité Mexicano Pro Nutrición Infantil y el Comité Mexicano Pro Niños Desvalidos, perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En 1953 ocupó la secretaría general de la Federación de Mujeres de las Américas. Recibió innumerables premios, condecoraciones y grados de honor; dos de los últimos fueron la Medalla de Oro y la designación de Dama de América en 1974.

Martínez Plata citó entre su obra narrativa Espejito de infancia (1933), Adolescencia (1938) y La mujer mexicana en la organización social del país (1939), así como la leyenda musicada en tres escenas y cuatro cuadros, Yanalté, libro sagrado (1935), que revela la versatilidad de la pluma de Adela Formoso.

La Academia Nacional de Historia y Geografía estaba integrada en sus inicios por solamente 27 mujeres y 573 hombres, dijo, y agregó que la ANHG no sólo estudia la historia, sino que hace historia.

Enseguida la maestra Saavedra Gastélum enumeró a las galardonadas, leyó el currículum abreviado de cada una y mostró el diploma de reconocimiento al mérito que se les envió por correo electrónico.

Ellas fueron: la poeta, filosofa y abogada Raquel García Santos; la escritora, historiadora, poeta y especialista en cultura náhuatl Alicia Albornoz Bueno; la artista plástica, docente en Instituto Cultural Helénico y el Museo Nacional de la Acuarela, así como integrante del consejo editorial internacional de Revista Diafanís, Rocío Klapés; la abogada, con dos maestrías, una en política criminal y otra en Derecho, especialista en materia penal, conferencista, catedrática y maestra de oratoria, además de presidenta de la ANHG, Elizabeth Rembis Rubio.

También, la maestra en restauración y doctora en Arquitectura e investigadora y conferenciante dentro y fuera del país sobre temas relacionados con la protección del tesoro artístico y del patrimonio arquitectónico de México, Gloria Álvarez Rodríguez; la maestra en Ciencias, Biología y Geoquímica, coordinadora de vinculación y procuración de fondos del Museo de la Luz y exdirectora del Museo de Ciencias Universum, ambos de la UNAM, Gabriela Guzzy Arredondo; la doctora en Ciencias de la Tierra (Geofísica), investigadora del Centro de la Atmósfera de la UNAM, coordinadora de cambio climático para el Acuerdo de París, Ana Cecilia Conde Álvarez; y la poeta, cineasta, dramaturga y sorjuanista Olivia de Montelongo.

Las laureadas agradecieron este reconocimiento y se congratularon de que la Academia Nacional de Historia y Geografía tenga entre sus prioridades buscar la equidad de género y promueva eventos que reivindican a la mujer.

A nombre de quienes fueron recipiendarias de esta distinción, la historiadora Alicia Albornoz dijo que en medio de esta pandemia es muy grato recibir este reconocimiento, “las hoy homenajeadas tenemos en común el haber destacado en nuestros distintos campos de acción y la inmensa pasión por nuestras disciplinas; el mayor premio a ello ha sido poder difundir nuestros conocimientos”.

También habló la maestra en Ciencias Gabriela Guzzy, quien reiteró que todas las reconocidas coinciden en su entrega hacia México, a la cultura y a la humanidad con todo el corazón.

Por último, la presidenta de la ANHG, Elizabeth Rembis, agradeció a los hombres de la Academia que apoyan a las mujeres y manifestó ser la menos indicada para recibir este importante reconocimiento, “pero no se los voy a despreciar -afirmó-, porque ya son muchos años dedicados a nuestra institución”.

A su vez, la directora del Centro de Estudios sobre la Mujer, Beatriz Saavedra, señaló que aún hay muchas cosas por hacer en esa institución, e invitó a los miembros de la Academia a presentar proyectos relativos a la equidad de género.

Por su parte, el académico, científico e investigador de física nuclear, José Alejandro Dosal Luce, dio las gracias públicamente a la presidenta de la ANHG, Elizabeth Rembis, haber aceptado otorgar este reconocimiento a las científicas que no son integrantes de la institución.

Posteriormente se presentó una serie de 18 pinturas de Klapés, con comentarios poéticos alusivos de la maestra De Montelongo.

Para cerrar la ceremonia, el abogado y catedrático Juan Mario Mondragón Zúñiga recitó un poema para las galardonadas “con respeto y admiración a las mujeres”.