Banner Top
Log in

Sigue la debilidad de las acciones tecnológicas

  • Buenos resultados económicos en Gran Bretaña y Australia no estimulan la apertura en las bolsas de EU

 

Senda Política

Las bolsas de Europa tienen comportamientos mixtos a unas horas del cierre, con el índice de Gran Bretaña en ganancias, España, Italia en rojo y Alemania y Francia en la tabla de equilibrio, reporta la plataforma global de inversión multiactivos eToro.

No hay malas noticias económicas, al contrario: Gran Bretaña estima que su economía volverá a los niveles previos a la pandemia a mediados de 2022, seis meses antes que en la estimación previa, según anunció su ministro de finanzas.

Igualmente, Australia anunció que su economía creció 3.1% en el último trimestre del año, muy por encima del 2.5% estimado. Para cerrar, las noticias sobre la asociación entre Johnson & Johnson y Merck para producir masivamente vacunas antiCovid-19 que requieren una sola aplicación, le permitió al presidente Joe Biden anunciar que podría ser posible vacunar a todos los estadounidenses para mayo próximo, dos meses antes que la meta programada.

El repunte de los índices asiáticos anoche fue bueno, con el Hang Seng arriba 2.7% y el S&P/ASX 200 subiendo 0.8%, entre otros.

En cambio, las bolsas de Estados Unidos abren esta mañana mixtas, con el Dow Jones aferrándose al alza, mientras que el Nasdaq vuelve a perder, entre 0.5 y 0.8%

 

Ayer fue otra sesión débil ayer para los índices bursátiles globales y los activos de riesgo en general, después del rebote del lunes que había dado buenas esperanzas a los inversionistas, justo después de una semana compleja en términos de dinámica de precios.

 

De hecho, el cierre de ayer confirmó una idea que hace mucho tiempo se había abierto camino en la mente de muchos: la subida de las tasas de interés de los bonos del Estado no es la única razón de la reciente recesión en el mundo de la renta variable.

 

Ayer, a pesar de la caída de los rendimientos de la deuda pública, sobre todo del Tesoro estadounidense a 10 años, que cayó por debajo de 1.4%, asistimos a una caída generalizada, con Wall Street y Nasdaq a la cabeza. De poco sirvieron los excelentes reportes trimestrales de Zoom y Target, que registraron incrementos en las primeras etapas de negociación, para luego cerrar bruscamente en negativo, confirmando cuánto el crecimiento actual ya se refleja en los precios.

 

La sesión de ayer también confirmó la relativa mayor fragilidad del Nasdaq, que aún no ha logrado consolidarse por encima de la zona de 13,200 puntos y que ahora cotiza por debajo de la MM de 50 días, en un marco técnico que se mantiene débil en el corto plazo.

 

El mercado espera ahora las palabras de Jerome Powell, pero es difícil que el sentimiento cambie radicalmente en el corto plazo. La debilidad de las acciones tecnológicas sigue siendo la principal preocupación y el panorama técnico de muchas de las acciones líderes de la industria invita a la precaución en general y no solo en el sector tecnológico.

 

En general, la corrección actual también confirma que la rotación sectorial de acciones en crecimiento a acciones de valor continúa, independientemente de la dinámica de las tasas de interés. Si entonces esta corrección da lugar a un impulso bajista, será necesario verificarlo en las próximas sesiones.

 

ENFOQUE TÉCNICO

TLT: el ETF basado en bonos a 20 años

 

Interesante dato de reversión del TLT, que volvió a los valores de enero de 2020 en la sesión del 25 de febrero, donde el mínimo de la zona de 136.3 dólares inmediatamente encontró compradores y con el RSI diario que cayó en una zona de fuerte sobreventa (20). Las siguientes sesiones confirmaron la cifra de reversión y, por lo tanto, asistimos a un repunte significativo, con los primeros objetivos ubicados en las áreas de 148 y 150.5. Solo la consolidación por encima de estos niveles impulsaría al ETF hacia niveles más ambiciosos. En términos de soportes, la resistencia de la zona de precios de 136.6 es esencial para el rebote de consolidación en su lugar y, por debajo de este nivel, la señal de reversión alcista ya no sería válida.

 

 

 

ENFOQUE FUNDAMENTAL

Emerson Electric: un rey de los dividendos con un precio de “crecimiento”

Uno de los títulos más peculiares de los últimos años, tanto en términos de dinámica comercial como de precios, es sin duda Emerson Electric. La empresa se fundó a finales del siglo XIX y pasó de ser un simple fabricante de motores eléctricos a ser una empresa multinacional que ofrece servicios de ingeniería para una amplia gama de sectores industriales, comerciales y de consumo en todo el mundo.

Actualmente, Emerson genera aproximadamente 18,000 millones de dólares en ingresos anualmente, con una capitalización de mercado de más de 50,000 millones de dólares. Es un Dividend King, habiendo logrado una racha de 64 años consecutivos de aumentos anuales de dividendos.

La fortaleza de Emerson a lo largo de los años ha sido ofrecer a los inversionistas un crecimiento significativo de las ganancias, que a lo largo de los años se ha traducido en un crecimiento sostenido de los dividendos. A lo largo de los años, el dividendo ha demostrado ser muy sólido, con un payout ratio inferior a 50%, gracias a una compañía que ha demostrado ser muy resistente a lo largo de los años, a pesar de una crisis como la vivida en los últimos doce meses.

Según la última temporada de informes, los ingresos totales trimestrales se mantuvieron sin cambios con respecto del año anterior, mientras que las utilidades por acción aumentaron 24% anual. En términos de orientación, la compañía ha pronosticado un crecimiento de los ingresos del orden de 4% a 8% y utilidades por acción cercanas a 3.70 dólares para el año en curso.

La compañía espera seguir desembolsando algo más de la mitad de sus beneficios también para 2021, en un contexto en el que su dividendo sigue siendo muy seguro, a la luz del carácter anticíclico del negocio y una probada capacidad de pago de dividendos en diferentes situaciones económicas.

El aumento promedio de los dividendos de la compañía durante la última década fue de 3.8% anual y todas las condiciones parecen darse para que esta trayectoria de crecimiento continúe durante los próximos años.

En términos de valoración, la acción cotiza ligeramente con una prima, equivalente a 25 veces las utilidades actuales, en comparación con su promedio de los últimos cinco años (23.5), mientras que en términos de rendimiento por dividendo, Emerson ofrece un rendimiento de 2.28% a estos precios, muy superior al rendimiento actual del S&P500 (1.6%): una rentabilidad notable si tenemos en cuenta que se combina con una dinámica de precios que sigue registrando la formación de nuevos máximos.