Banner Top
Log in

Hay manipuleo de recolectores de desechos sólidos en la CEDA

  • El director, Héctor Ulises García Nieto, disputa el control de la recolección

 

Senda Política

Coordinadora Nacional Plan de Ayala, Movimiento Nacional (CNPA- MN) en respaldo de 250 recolectores de desechos sólidos de la Central de Abasto, denunció que el Director de la CEDA, Héctor Ulises García Nieto, se disputa el control de la recolección de residuos humanos al imponer un nuevo grupo de recolectores y avalar una empresa para desplazar a quienes tienen antigüedad de 30 años en la recolección de cartón, PET, madera y fierro, pues la utilidad en el manejo y comercialización es cuantiosa.

Jesús Gutiérrez Valencia y Wilfrido Hernández Jarquín, miembros del Comité Ejecutivo Nacional de la CNPA MN junto con el Consejo Político de la Unidad Cívica Felipe Carrillo Puerto (UCFCP), representados por León Enrique, aseguran qué se busca imponer líderes de recolectores para manipuladores a este sector a fin de violentar derechos adquiridos por los decanos del ramo.

Grabando el martes pasado, un grupo extendido de 6 personas encabezado por Joel Ávila de la Dirección General de Concertación Política del Gobierno de la CDMX, hizo presencia en la planta que sostuvo CNPA-MN junto con el Consejo Político de la UCFCP para avisar que se había agendado una reunión de trabajo este viernes a las 10:30 horas con el titular de la Sedeco a fin de desahogar las demandas de los inconformes.

Sin embargo, ese mismo día, recolectores de desperdicios en la CEDA reportaron que las autoridades de esa Central de Abasto habían acordonado con otro grupo de recolectores la construcción de casas improvisadas dentro del complejo pero imponen a la señora Edelmira “N”, quien no es recolector, como su representante ya que tiene el respaldo del subsecretario gobierno de la CDMX, Arturo Medina.

Por lo anterior, reiteraron que no levantarán el plantón, en tanto no se resuelvan sus peticiones tras el desalojado con violencia después del incendio.

 Reiteraron que una empresa recolectora de cartón, PET, fierro y madera desplazó a más de 300 pepenadores, credenciales activas de la CEDA, que trabajaban desde hace 30 años al interior del mercado más grande de América Latina y quienes en su conjunto obtuvieron por su trabajo diario, de 2am a 12am, 46 mil 500 pesos por concepto de venta de estos desechos sólidos, recursos usados ​​para su sobrevivencia.

Desde el 2019 que ingresó esta empresa han sido desplazados los recolectores de desechos sólidos y el pasado domingo fueron desalojados de sus casas de cartón y madera ubicadas entre la calle Cazuelas y la calle sobre la Av. Principal, a 30 metros de donde originalmente vivían antes del incendio el pasado 7 de abril en el que perdieron la vida 14 personas entre ellas dos menores de edad.

Denunciaron que el desalojo de sus viviendas del pasado 31 de mayo se registra tras el incendio “sospechoso” del 7 de abril pasado  y luego de que en 2019 iniciara operaciones una empresa recicladora de cartón, PET, madera y fierro, misma que ha contratado personal ajeno a los afectados y quienes cuentan con credenciales oficiales de la Central de Abasto de la Ciudad de México para realizar sus actividades legalmente.

Sostuvieron que la llegada de dicha empresa no está clara pues nunca les informaron si habría licitación alguna por lo que se sospecha que fue adjudicación directa a un empresario ligado a el Director General de la CEDA, Héctor Ulises García Nieto; o de Fadlala Akabani Hneide, Secretario de Desarrollo Económico de la CDMX.

Los recolectores de desechos peligrosos aseguraron que con estas acciones violan sus derechos laborales y humanos al retirar sus fuentes de trabajo de manera arbitraria así como al destruirles, con trascabos, sus viviendas por lo que reclamaron una solución a Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México

Expusió que antes de que llegue la empresa recicladora, cada recolector logra captar en diez horas (de las 2 de la mañana al medio día) 100 kilogramos de cartón, 40 kilogramos de plástico, fierro y madera. Ahora, la captación por cada recolector es de 50 kilogramos de cartón, 20 kilogramos de PET y lo que salga de fierro y madera, resultado de la competencia desleal de los empleados de la nueva industria instalada en la Central de Abasto de la Ciudad de México .