Banner Top
Log in

Se complica escenario del peso frente al dólar

  • Se arrastra una depreciación acumulada de 1.65% en noviembre pasado
  • Por Ricardo Jiménez

 

Senda Política

El escenario del peso mexicano se complicó hacia el cierre de noviembre, observándose una depreciación acumulada de 1.65%, esto es una pérdida de valor de 31.80 centavos, con ello las cotizaciones alcanzaron un precio de 19.5530 pesos por dólar, según datos del Banco de México (Banxico).

La moneda mexicana continuará presionada en las próximas semanas, con amplias posibilidades de que las cotizaciones se acerquen hacia los niveles de los 20 pesos por billete verde, explicados en parte por la expectativa de que el banco central reduzca su tasa de interés de referencia.

El 14 de noviembre del año en curso, la Junta de Gobierno recortó la tasa de interés en 25 puntos base para ubicarla en 7.50% y el mercado anticipa otra reducción de un cuarto de punto en el próximo anuncio de política monetaria, establecido el 19 de diciembre.

Aunque, la tasa de interés en México sigue siendo elevada comparada con otras economías emergentes, la expectativa de recortes a la tasa en diciembre y durante el 2020, puede generar a que se reduzcan las posiciones de inversión de extranjeros en instrumentos de deuda denominados en pesos, provocando mayores presiones la divisa mexicana.

La expectativa de una mayor debilidad del peso mexicano también se explica por la percepción del mercado de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos no recortará su tasa de interés de referencia en el mediano plazo, luego de que la Fed comunicó que planea mantenerla sin cambios a la espera de más información económica, aunque es importante recordar que el pasado anuncio de política monetaria (30 de octubre) hizo el último recorte.

El mercado cambios se encuentra inquieto ante la percepción de un mayor riesgo al reducirse la probabilidad de que China y Estados Unidos alcancen un acuerdo comercial “fase uno” antes de finalizar este año.

El nerviosismo de los mercados comenzó a repuntar en la segunda quincena de noviembre, sobre todo a partir de que el Congreso de Estados Unidos aprobara una iniciativa que obliga al Departamento de Estado a certificar de manera anual si Hong Kong sigue manteniendo su autonomía del gobierno chino, lo que será necesario para que el territorio conserve su estatus de comercial preferencial.

La iniciativa se convirtió en ley casi al final del mes, luego de que fuera ratificada por Donald Trump. Es importante señalar que el gobierno de China condenó la decisión del gobierno estadounidense, amenazando con represalias.

En las últimas semanas existieron pronunciamientos cordiales en las negociaciones comerciales entre ambos países, sin embargo, de no haber avances concretos en los primeros días de diciembre, es probable que el 15 del mismo mes entre en vigor un arancel del 15% a cerca de 160,000 millones de dólares de importaciones chinas.

El mercado de cambios también está reconociendo al pésimo comportamiento de la actividad económica interna, pero sobre todo a la revisión a la baja que hizo el Banco de México de la economía mexicana, al ubicarla en rango de -0.2% y 0.2% para el cierre de 2019.

“El ajuste para 2019 incorpora el hecho de que la información más reciente muestra una debilidad de mayor magnitud y duración a la anteriormente prevista, así como la expectativa de que el crecimiento en el cuarto trimestre del año se vea afectado por una menor actividad en el sector automotriz”, señaló el Banxico en su pasado Informe Trimestral de Inflación.

En esta semana se anunciarán datos importantes tanto en el ámbito local como internacional que podrían afectar el comportamiento de la moneda mexicana. En el contexto interno se esperan datos como la publicación de las remesas familiares y la cifra de producción, así con la producción de autos a noviembre.

En Estados Unidos se esperan datos de la Balanza comercial y desempleo a noviembre, además, del ISM manufacturero y no manufacturero en igual mes.