Banner Top
Log in

Sin ceremonia, el 51 aniversario luctuoso de Rafael “Pelón” Osuna

  • Por Mauro Flores Ledesma

 

Senda Política

Esta vez no hubo ceremonia para recordar a Rafael Osuna en su 51 aniversario luctuoso debido a la contingencia sanitaria a causa de la pandemia del COVID-19.

Así lo informó Elena Osuna de Belmar, hermana del considerado el mejor tenista mexicano de todos los tiempos, quien pereciera dramáticamente el 4 de junio de 1969, a la edad de 30 años y en la plenitud de su carrera profesionbal, cuando el  avión en que viajaba a la ciudad de Monterrey, Nuevo León, se impactó sobre el Pico del Fraile, en la zona conocida como Tres Cerros y dos meses después de su muerte, el 28 de agosto de 1969, el US OPEN lo declaró como el Día de Rafael Osuna. Todas las instalaciones fueron tapizadas exclusivamente con posters del tenista mexicano.

Elenita Osuna lamentó no haber podido organizar el homenaje que cada año se realiza frente a la estatua que se encuentra en la Plaza Olímpica del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) y que fue develada en 1979 por el ex presidente José López Portillo, sin embargo expuso que está satisfecha y tranquila porque lo primero es la salud de todos los mexicanos, así que me quedo en casa.

Elenita expuso vía telefónica: “No sabes cuánta tristeza me causa que mi hermano murió hace 51 años y hoy no tenemos un tenista que pueda representar a México con dignidad. Estoy segura que nuestros jugadores tienen talento, pero algo ha pasado que no podemos tener a un jugador al menos en el top 100”, señaló.

La hermana del afamado “Pelón” Osuna, agregó: “en la rama femenil hay un grupo de chicas que están haciendo un buen papel, pero creo que a veces nos falta hambre. Ya demostraron que tienen talento para llegar lejos, por ejemplo Renata Zarazúa, quien tuvo gran desempeño en el Abierto Mexicano de Acapulco, pero tienen que ir por todo”.

“Actualmente nuestros jovencitos voltean y admiran a jugadores de otros países y de los nuestros pocos se acuerdan. Por eso estoy preparando un proyecto que será una sorpresa agradable para que se pueda recordar a las figuras… pero repito es una sorpresa y la expondré en su momento”, dijo.

 

VIDA DE ÉXITOS

Rafael “Pelón” Osuna nació en la Ciudad de México el 15 de septiembre de 1938 y desde muy pequeño destacó en los deportes. A los 10 años se convirtió en el campeón más joven de la historia dentro del Campeonato Nacional de Tenis de Mesa al ganar en 1948, la modalidad de dobles en compañía del Lic. Alfredo Ramos Uriarte, quien fue uno de los pilares en el desarrollo del tenis nacional.

Se dice que el apodo de “Pelón” lo ganó a los 10 años cuando en Veracruz esperaba que su papá saliera del trabajo y como tenía mucho calor se fue a rapar, desde entonces todos lo llamaron “Pelón”.

Rafael Osuna figuró entre los mejores 10 clasificados en singles en categoría abierta, de 1948 a 1952. También jugó futbol soccer, y fue el jugador más joven en participar en la Liga Mayor de Basquetbol de México, fue convocado al equipo mexicano para Juegos Panamericanos. A los 16 años se decidió por el tenis y pulió su estilo durante su estancia en la Universidad del Sur de California (USC), donde se graduó en 1963 en Administración de Empresas.

Fue pieza clave del legendario equipo mexicano de Copa Davis de 1962, el único que ha llegado a una final y que integró con Antonio Palafox, Mario Llamas y Francisco Contreras como capitán-jugador. Vencieron entonces 3-2 a Estados Unidos, 4-1 a Yugoslavia, 3-2 a Suecia y 5-0 a India, antes de perder, como visitantes, la final ante Australia 0-5.

 

HIZO HISTORIA

En 1963, Osuna alcanzó la cima de su carrera cuando se proclamó campeón del Abierto de Estados Unidos, con un triunfo sobre Frank Froehling III por 7-5, 6-4 y 6-2, un año después de que se coronó en dobles al lado de Antonio Palafox, en ese mismo torneo, por lo que se convirtió además no sólo en el primer latinoamericano en ganar el US Open (sólo lo han hecho además Guillermo Vilas en 1977 y Juan Martín del Potro en 2009), sino en el único mexicano en ganar un torneo de Grand Slam en singles y el único compatriota en ser clasificado como número 1 del mundo por la ITF en 1963.

“Pelón” Osuna además ganó dos veces los Campeonatos de Wimbledon en la modalidad de dobles: en 1960 con Dennis Ralston y en 1963 con Antonio Palafox y es el único ganador de la solitaria medalla de oro en tenis en Juegos Olímpicos, lo hizo en dobles, al lado de Vicente Zarazúa en México 68.

Cabe resaltar que desde 1969, la Asociación Intercolegial de Tenis NCAA de Estados Unidos, entrega un trofeo con el nombre de Rafael Osuna en sus campeonatos nacionales, equivalente al Trofeo Heisman del futbol americano,

En 1969 el Centro Deportivo Chapultepec, considerado la Catedral del Tenis Mexicano, honró la memoria de Rafael Osuna poniéndole su nombre a su majestuoso estadio. En 1972, para estrechar lazos de amistad entre Estados Unidos y México y honrar su memoria, se creó la Copa Osuna.

El 14 de julio de 1979, el Salón de la Fama del Tenis Internacional lo consagró permanentemente en la historia del deporte blanco al distinguirlo como miembro de honor, lo que confirma su grandeza tenística. Es hasta hoy el único mexicano con dicha distinción.

En el año 2000, el presidente Ernesto Zedillo entregó, como homenaje a las máximas figuras del deporte de México, el reconocimiento a los Deportista Mexicanos más Destacados del Siglo XX que emitió la Secretaria de Educación Pública. Rafael Osuna fue nombrado como el Deportista del Siglo XX en la disciplina del tenis.

¡Honor a quien honor merece!